Una decisión, una resolución, un propósito… La ropa representa más que el gesto de vestirse a diario. Anuncia una llegada, delata una identidad, contruye la personalidad.

Cuarentena permanente en Buenos Aires, sobreinformación colmada de incertidumbres, postas y necesidad de una transformación que la pandemia del coronavirus COVID-19 no hizo mas que acelerar el cambio pronosticado hace años. Porcentajes que son una lágrima, el futuro de los desfiles y la fashion week, la sostenibilidad y una crisis que se profundiza arman el contexto actual de las preocupaciones de la moda. Mientras tanto, las marcas y diseñadores buscan reactivar el consumo a través del comercio online, otros reorganizan la línea de producción para ofrecer barbijos y algunas etiquetas adaptan su propuesta al brindar ropa para estar en casa.

Una pregunta que queda flotando es cómo será el futuro próximo de la ropa, qué nos vamos a poner.
El estilo es propio, personal, no hay tendencia de temporada posible para desterrar un hábito pero sí es preciso señalar que esta pandemia nos cambió.

Si la moda espeja su tiempo, cómo será vestida la nueva realidad?

Una tabla de talles que no es coherente con el cuerpo tipo de la mujer argentina, sumada la desconfianza de compartir datos de la tarjeta y la escasa implementación de la billetera electrónica en la mayoría de los e-commerce, el hábito de comprar online tardó en instalarse en Buenos Aires y en la actualidad se pronuncia como la solución.
¿Qué significa este momento en términos de ropa?”

Señalador de época: En 1988, Anna Wintour dio la imagen del futuro de la moda en su primera portada como directora de Vogue. 30 años después cambia los trajes Chanel por el jogging y pullover. Imagen vía Vogue

En una conferencia vía Zoom, el ingeniero Eduardo Poggi comentó que las marcas deben tener claro qué ofrecer porque al salir de la cuarentena el consumidor va a querer comprar, entonces el desafío de entregar algo a un usuario con poco dinero. Otros días, también por Zoom, el software que se convirtió en el medio para comunicarnos puertas para afuera, Alessandro Michele mencionó la necesidad de encontrar belleza y Pierpaolo Piccioli habló de dar ideas. Uno en Gucci, el otro en Valentino. Virgil Abloh lo entendió antes, cuando comenzó a transitar con Off White la interpretación del nuevo consumidor, acto innovador que le valió el nombramiento como director creativo de la línea masculina de Louis Vuitton.

El valor de la ropa está siendo redefinida. La cuarentena nos lleva a vestirnos para nosotros, no para el otro. Superado los días de pijama y ropa holgada para responder a la comodidad requerida por la nueva normalidad. ¿Cómo nos vestimos hoy?

El ciclo de vida de la ropa
Colecciono prendas de diseñadores y algunas marcas que intuyo marcan un momento. En mi cuarto comparten perchas con piezas que no voy a usar más: entran al archivo personal. En busca de algo distinto, entré al espacio y me llevé las faldas negras largas que forman parte de mi guardarropa de las últimas tres décadas, un vestido lánguido estampado que usaba con borcegos a mediados de los 90′ y una remera rojo tomate de Via Vai y otra de la marca que Araceli González tenía en la década de 1990. Del nuevo siglo saqué los vestidos y las camisetas de Benedit Bis, los buzos de Tramando, un pantalón sastrero de Jéssica Trosman hecho con descartes de Giesso y una polera de Paula Ledesma. Qué nostalgia. Fui en busca de explicación cuando también noté que volví a la música que escuchaba en los 90′: mirando sus algoritmos, en Spotify consultaron al escritor David DiSalvo para saber qué pasaba con los clásicos en días de incertidumbre. “La nostalgia nos regresa a un tiempo en el que nuestras vidas parecían más simples y teníamos mayor control, porque tiene una forma de poner una visión más optimista en nuestra memoria”, respondió el autor de Qué hace feliz a tu cerebro.

Imaginar y diseñar el futuro
El ¿Qué me pongo? siempre fue importante. La respuesta no está en el calendario de desfiles ni en la estacionalidad. Es una incógnita que los diseñadores deben traducir en sus colecciones y modos de producción. ¿Qué significa este momento en términos de ropa? La respuesta en cuanto salgamos de la cuarentena.

fuente: http://www.blocdemoda.com/2020/06/el-futuro-de-la-ropa-moda-coronavirus.html